La calefaccion

Quienes dejan durmiendo a sus coches en la calle saben lo que es el sufrimiento, es como entrar en un frigorífico ¿Qué sería de nosotros si no contáramos con un sistema de calefacción en nuestro vehículo? Habría que ir limpiando los cristales con un trapo a cada rato. Con el pasar del tiempo, acorde al uso y mantenimiento que se les dé, serán mayores o menores los problemas que presente.

El calor que se genera a través del motor lo aprovecha el automóvil para calentar su interior y es algo que no consume mucho combustible. El único componente que realmente consume es el ventilador, pero no combustible, sino la energía eléctrica.

Funcionamiento de la calefacción

El calor que se utiliza para la calefacción proviene del radiador, y pasa por el sistema de calefacción que se encarga de redireccionarlo al interior del coche. Dentro de los calefactores existentes están:

  • Mecánicos: es el sistema más antiguo y lo único que le perite controlar es la velocidad del aire, además de poder elegir por dónde quiere que salga, no obstante, no puede graduar la temperatura.
  • Automáticos: son parecidos a los mecánicos, salvo que todas sus acciones son realizadas automáticamente, como el control de la temperatura y la dirección del aire. El sistema intenta mejorar las condiciones al máximo por medio de un microprocesador, el cuál verifica la temperatura exterior e interior y, dependiendo de ello, adapta las condiciones según se lo indique el conductor.
  • Eléctrico: son más fáciles de manipular y, a diferencia de los dos anteriores, no se necesita que el motor se caliente previamente.

Fallas que se pueden presentar

Tenga en consideración que todos los coches no tardan la misma cantidad de tiempo en generar el calor en el vehículo para que se desempañen los cristales. Pero si tiene rato esperando y no se logra dicho objetivo, el motivo podría ser:

  • La bomba de agua eléctrica funciona mal
  • El termostato falla
  • Las electroválvulas fallas

En ocasiones, la falla puede ser reflejo de un desperfecto del motor, haciendo que no logre la temperatura adecuada. De vez en cuando es conveniente que active el sistema de calefacción, pues si no lo usa durante mucho tiempo también podría verse afectado.

Para este y cualquier otro tipo de averías, las piezas de desguace son muy buena opción, debido a que hay desguacen que venden económico y son confiables. Consulte en www.piezasdesegundamano.es y encontrará un sinfín de opciones para dar con los recambios que necesite.