Filtros que debes revisar en tu vehículo

Todos los vehículos tienen una serie de filtros que permiten el correcto funcionamiento del mismo y evitan averías. Si deseas conseguir motores segunda mano renault clio a los precios más ajustados del mercado, te invito a que visites Motores DYG, porque encontrarás siempre la mejor relación calidad-precio en tus motores.

Pero, es probable que no sepas mucho sobre los filtros que tiene tu vehículo, por lo cual te invito a que sigas leyendo atentamente. Así encontrarás la información que necesitarás sobre los diferentes tipos de filtros que incorpora tu coche.

Los diferentes filtros que debes revisar

Es importante que se haga una revisión de los filtros del coche por lo menos una vez al año para asegurarse de que todo funciona correctamente. Estos serán:

Filtros de aceite

Debido al desgaste del motor pueden comenzar a generarse partículas metálicas que pueden llegar al lubricante. Este filtro se encarga de retener las partículas y evitar que el motor se dañe gravemente. Sin embargo, para que su funcionamiento sea correcto debe cambiarse como mínimo cada vez que cambies el aceite, aunque muchos expertos recomiendan hacerlo cada 10.000 kilómetros.

Filtros de aire

Estos filtros se encargan de garantizar que el aire que llega al motor no tiene partículas abrasivas, y así la combustión se hace de forma óptima sin incrementar el consumo de combustible. Este filtro se debe revisar siempre que se haga una revisión del coche, y si circulas constantemente por caminos polvorientos será necesario cambiarlo con una mayor frecuencia.

Filtros de combustible

Son los encargados de atrapar las impurezas que están presentes en la gasolina antes de que estas lleguen al motor. Si el coche funciona con gasóleo, este filtro se encarga de eliminar el agua, evitando así la corrosión de los elementos metálicos del motor. Es indispensable revisar estos filtros cada vez que lleves el coche al taller para garantizar su funcionamiento.

Filtros del habitáculo

Este filtro es el encargado de mantener la salud de los ocupantes del coche, siendo su función atrapar el polvo o los granos de polen que están en el ambiente. De esta forma, se evita que entren al vehículo y se aminora la incidencia negativa especialmente en personas alérgicas.

Es muy importante realizar el cambio de todos los filtros del coche, porque de esta forma podrá funcionar de una forma óptima y sin que se produzcan daños. Recuerda hacer una revisión del coche por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros o cada año.