Como cuidar los frenos del coche

Los frenos de tu vehículo son indispensables en especial porque te permiten evitar cualquier tipo de accidente mientras que vas conduciendo tu coche. En todo caso, si requieres recambios baratos y de calidad debes visitar despiecesde, para que consigas las mejores ofertas del mercado.

Sin embargo, debes tener en consideración que existen algunos puntos clave que debes tener en consideración para cuidar los frenos del coche. Estos los he reunido en este post, por lo que te recomiendo que sigas leyendo atentamente para comenzar a aplicarlos de una forma sencilla.

¿Qué tener en cuenta para cuidar los frenos?

Cuidar los frenos de tu coche es algo realmente sencillo, en especial porque podrás conseguir una mayor durabilidad de las pastillas. En todo caso, debes seguir estos consejos básicos para el cuidado:

Frena con el motor

El frenado con el motor es algo básico que debes tener en consideración, en especial porque así podrás evitar usar demasiado los frenos. En las bajadas que lo permitan, será bueno utilizar el frenado del motor en lugar del freno convencional, porque así conseguirás el mejor rendimiento.

Si no usas mucho los frenos, evitarás cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir debido a la cristalización de las pastillas. Este es un proceso que se produce cuando se tiene una temperatura muy alta en los frenos y reduce la vida útil de los mismos.

Mantenimientos periódicos

Es importante tener en cuenta que los mantenimientos periódicos del sistema de frenos te ayudarán a mantenerlos en buen estado. Se recomienda llevar el coche al taller por lo menos una vez cada 10.000 kilómetros para una revisión del sistema de frenos.

Sin embargo, si el frenado se ha tornado demasiado largo y tu coche ya no frena como antes, debes acudir rápidamente al taller. De esta forma, se ajustarán los frenos para que tengas una distancia de frenado óptima y así consigas los resultados esperados.

Revisión de las pastillas

Debes estar revisando las pastillas de frenado para asegurarte de que estas aún tienen goma, porque de esto dependerá que tengas una buena capacidad de frenado. Para que el proceso de frenado sea óptimo las pastillas deben tener un mínimo de 2mm de espesor.

Si tus pastillas de freno tienen menos de este espesor, será momento de cambiarlas de inmediato, de lo contrario podrías causarle daños al disco de freno. Esto reducirá la vida útil de los mismos y tendrás que hacer un cambio que será mucho más costoso.