Viajar lejos de grandes ciudades europeas

Si ya conocemos los lugares emblemas o clásicos del viejo mundo, como París o Venecia, podemos decidirnos viajar lejos de grandes ciudades europeas. Esta decisión puede llegar a representar una extraordinaria experiencia el visitar esas ciudades de la Europa rural.

Viajar lejos de grandes ciudades europeas

Podemos iniciar el viaje contando con una guía de viajes que no sea de un solo lugar. Otra alternativa es tener un mapa donde se encuentren todos los pueblitos del país que visitaremos, esto nos ayudará a saber sobre los lugares que son más turísticos para poder evitarlos o hacerlo, pero sabiendo lo que nos espera.

Cuando elegimos una región pequeña puede resultar una aventura, sobre todo si seguimos sitios sitios o caminos alternativos y buscamos paradas intermedias. Viajar por caminos rurales y disfrutar paisajes puede llenar el viaje de grandes sorpresas, además, los lugareños pueden estar menos estresados y esto los hace más hospitalarios.

Sitios que podemos visitar

Si vamos a Italia podemos llegar a Strade Regionali o Strate Statali, donde encontramos mesas italianas llenas de pastas, aceite de oliva, vinos, tomates y apreciar las típicas viviendas medievales de piedra de aspecto abandonadas.

Si vamos a Escocia podemos visitar las Highlands.

Viajar lejos de grandes ciudades europeas puede representar para nosotros el disfrutar de sitio de interés de segundo orden que son patrimonio de la Humanidad, donde podemos encontrar a miles de alemanes o norteamericanos comprando souvenirs en sus calles principales. A veces puede ser difícil entrar en conversación con los lugareños al menos que se para comprar algo. También se pueden encontrar pueblitos espectaculares sin turismo donde las personas pueden ser mucho más receptivas y desinteresadas.

Se recomienda investigar sobre el contexto demográfico de cada región del país, así como saber que dialecto se habla, si es una zona montañosa, valle o llanura. También es necesario saber qué productos prevalece en ese paisaje rural, las fiestas tradicionales son una oportunidad para conocer más de su cultura, como la fiesta de la cerveza de los pueblitos de Baviera, las de San Patrick en Irlanda o las de la alemana Oktoberfest que tienen fama mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *