Reforzando el suelo pélvico con bolas chinas

Las bolas chinas por lo general las asociamos solo como artículos o juguetes sexuales pero pocas saben que realmente también tienen un uso que beneficia la salud de la mujer; sobre todo cuando se presenta debilidad en el suelo pélvico.

Se ha escuchado hablar de los famosos ejercicios kegel, pero poco sabemos de estos y mucho menos de cuan beneficiosos nos resultan; este tipo de ejercicios con bolas chinas se ha vuelto muy utilizado en la actualidad y es que con ellos se lograr estimular los músculos relacionados con la zona pélvica.

Si antes tenías tus dudas al respecto, es hora de salir a comprar bolas chinas y no precisamente para fines sexuales, muy por el contrario esta vez será enfocada en tu salud y bienestar; créeme que no te arrepentirás luego de ver los resultados.

Ejercicio con bolas chinas

Tus amigas no te creerán que utilizarás las bolas chinas para realizar ejercicios, y es que muy pocas mujeres manejan la información respecto a las consecuencias que causa padecer un debilitamiento del área pélvica, y mucho menos saben que dentro de los ejercicios básicos para su fortalecimiento están los Kegel con bolas chinas.

Como todo ejercicio, debes iniciarte con una rutina suave o básica, donde influye mucho el tamaño de la primera esfera que vas a introducir, recuerda que también si utilizas muchas, podrías desgastar la zona y no es lo que se quiere; sin embargo inicia con una esfera de tamaño considerable así no esforzarás tanto los músculos para sostenerla.

Al implementar estos ejercicios con la utilización de las bolas chinas podrás aumentar tu fuerza muscular, también se ha demostrado que las mujeres que lo practican han podido identificar mejor los músculos que trabajan e incluso cuando estos se contraer y cuando no; aumentaras tu tono muscular e incluso la lubricación debido al masajeo de la bola.

Debes saber del ejercicio con bolas chinas

Al momento de comprar bolas chinas es importante que estés segura que son el tamaño adecuado para lo que las utilizarás, que sean ejercitadores para hacer kegel pues estos se encuentran garantizados debido a su composición y modo de fabricación; inicia con solo una bola de un buen tamaño y peso; es decir una que tu músculo pueda sostener.

Recuerda que hay una forma de introducir la bola; y si te es difícil hacer esto puedes utilizar algún lubricante pero verifica que sea del modo correcto; verifica que el cordón haya quedado fuera, muévete para que estés segura que puedes sostenerla e inicia tu rutina.