PULSÓMETROS Y SALUD

Para quien todavía no lo sepa, un pulsómetro es un dispositivo, similar a un reloj de pulsera, que se coloca en la muñeca y que, entre otras muchas funciones, permite conocer en todo momento las pulsaciones.

Incluso es muy posible que esto ya lo supieras. Y bueno, pues no está mal. Siempre es interesante saber las pulsaciones que tenemos en cada momento del día.

Pero no sólo esa información es la que podemos obtener de un reloj pulsómetro, y es importante conocer bien todas las funcionalidades que nos presta, sobre todo aquellas que nos pueden ayudar a vigilar nuestro estado de forma y, por consiguiente, nuestra salud.

FUNCIONES DE UN PULSÓMETRO

En primer lugar, y como ya hemos comentado, un pulsómetro nos dará el registro de las pulsaciones que tenemos en todo momento.

Este dato es interesante ya que nos permite saber si en un momento dado, nuestro pulso se acelera más de lo debido. Debemos saber que nuestras pulsaciones nunca deben sobrepasar un determinado límite, que suele venir dado por la edad. Hay un sencilla regla que de forma aproximada nos da esa cifra. Se trata de restar a 220 nuestra edad. Así, una persona de 40 años no debe sobrepasar las 180 pulsaciones nunca.

Aunque es un regla aproximada, es un punto de partida. Así pues, con nuestro pulsómetro podremos controlar nuestra frecuencia cardíaca.

Pero hay otro parámetro tan importante como el anterior pero mucho más desconocido para la mayoría de la gente. Se trata del índice de recuperación.

Sencillamente, se trata de observar cómo, después de un esfuerzo que haya elevado nuestras pulsaciones, a lo largo del minuto posterior nuestras pulsaciones deberían descender bastante.

En función de la bajada de pulsaciones que tengamos, se puede extrapolar que estaremos más o menos en forma, teniendo en cuenta que a mayor capacidad de bajada de pulsaciones, podemos considerar que nuestro corazón se encuentra mejor entrenado.

Si, por el contrario, después de elevar las pulsaciones, nuestro corazón no desciende los latidos en el minuto posterior, es un síntoma de que nuestro corazón no se encuentra en las mejores condiciones, por lo que sería aconsejable una visita al cardiólogo para descartar cualquier tipo de dolencia.

Como ves, con un dispositivo tan sencillo podemos obtener mucha información sobre nuestra salud y nuestro estado físico.

Si necesitas un pulsómetro, te recomendamos que visites la web especializada Pulsómetro Sin Banda, donde encontrarás toda la información necesaria para encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *